El sol.

El sol, tan grande, tan nuestro, tan de todos. El sol que ilumina cada día las sonrisas de aquellas personas que salen a la calle, inmenso, impaciente, nostálgico. Y digo nostálgico, sí, nostálgico por todos los recuerdos que han sido guardados bajo su luz, bajo su ardiente calor. El sol, tan de… todos. Guardando sonrisas, lloros y decepciones, observando cada paso que queda marcado en el asfalto, un solo sol, para todos. Para ricos, pobres, creyentes o ateos, mujeres, hombres, niños, un mismo sol para todos, bomberos, bomberas,  policías, prostitutas o stripers.

Un sol, solo uno, cada día ilumina a todo el mundo, a cada uno de nosotros, radiante, ardiente, inmenso, impaciente y… nostálgico, sí, nostálgico. El sol, tan grande, tan nuestro, tan… de TODOS.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s