El viento.

Estaba triste, no paraba de pensar en lo que había pasado, no podía dejar de pensar en que puede que, no lo volverá a ver. En aquel parque, llorando sobre su foto, solo le quedaban los recuerdos que permanecían en ella, recuerdos que habían logrado parar el tiempo y recuerdos que había vivido junto a él, junto a su padre que hoy Unknown-2por hoy, ya no estaba.

Pensó en cada uno de ellos, y esta vez, en vez de llorar sonrió, cada momento vivido, cada sonrisa dedicada, cada mirada, cada caricia, todo, todo permanecía allí, dentro, tan dentro que estaba en su corazón. Y entonces, se acordó, y empezó a silbar.

Hace 4 años….

 

UnknownEstaban los dos sentados en el parque, el padre miró a su hija, no entendía como había concebido a una mujer tan bella, tan perfecta.  Empezaron a hablar y entonces, la miró seriamente y simplemente dijo:

 

  • Si me necesitas silba.
  • Si silbase cada vez que te necesito, sería el viento – pensó ella, pero simplemente sonrío y asintió con la cabeza.
Anuncios

Un pensamiento en “El viento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s